Galletas navideñas: mantequilla, frambuesa y cacao


foto 1

Ingredientes

  • 250 gr de harina
  • 125 gr mantequilla en pomada
  • 150 gr de azúcar
  • ½ cucharadita de levadura
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 2 cucharaditas de mermelada de frambuesa
  • Agua
  1. En un bol, batimos la mantequilla en pomada y el azúcar con las varillas eléctricas.
  2. Añadimos el huevo y mezclamos bien para integrarlo.
  3. Echamos la harina tamizada y la levadura, y seguimos mezclando hasta conseguir una masa homogénea.
  4. En un recipiente añadimos dos cucharaditas de mermelada y un chorrito de agua. Calentamos bien hasta que la mermelada se diluya. Batimos la mezcla y la pasamos por un colador. Reservamos
  5. Dividimos la masa en tres y formamos tres bolas.
  6. A una porción le agregamos una cucharadita de cacao y amasamos bien hasta que tenga un color homogéneo.
  7. A otra porción le echaremos, poco a poco, el líquido de frambuesa que hicimos anteriormente. (Es probable que necesite un poco más de harina para que esa masa no se quede demasiado pegajosa y la podamos manejar bien).
  8. Tenemos tres masas: una de mantequilla, otra de cacao y una última de frambuesa. Las envolvemos por separado con film y las metemos en el frigorífico durante una hora.
  9. Precalentamos el horno a 160º.
  10. Estiramos cada porción de masa con ayuda de un rodillo sobre una lámina de papel de horno, e introducimos en el frigorífico durante 5-10 minutos para que se endurezca de nuevo. Así será más fácil cortarlas.
  11. Cortamos las galletas. Yo hice tres tipos: forma redonda para las de cacao (y alguna de mantequilla), estrellas grandes para las de frambuesa, y estrellas pequeñas para las de mantequilla.
  12. Introducir en el horno durante 10 minutos aproximadamente, hasta que los bordes estén dorados. (Es importante que en cada hornada las galletas tengan más o menos el mismo tamaño, ya que si no es así, puede variar el tiempo de cocción).
  13. Una vez horneadas, las dejamos enfriar sobre una rejilla.

¿Y para hacer a Rudolph?

Necesitamos:

  • Lacasitos rojos
  • Un poco de chocolate fundido.

Utilizaremos las galletas redondas.

Colocamos una gota de chocolate negro en el centro, que será el “pegamento” para sujetar la nariz, y posamos el lacasito. Con un biberón de boquilla muy fina o, si no tenéis, podéis usar por ejemplo un palillo, marcamos dos puntos de chocolate sobre la nariz para hacer los ojos y, encima de ellos, dibujamos los cuernos del reno.

¡Y listo! ¡Ya podéis empezar a comer!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s